Anoche, como cada jueves, nuestros voluntarios fueron por las calles de San José para ofrecer asistencia a los que necesitaban comida, bebida, ropa, o alguien con quien podría hablar. Encontramos a 23 personas en total, tres jovenes entre 18-23 años, una persona entre 24-29 años, y diecinueve personas que tenían más de 30 años.

Entre ellas encontramos a Elisa, una joven de 20 años que estaba deambulando sola por las calles, pero estaba muy agradecida tener unas personas con quienes pudo hablar después de una dura experiencia horrible. Nos dijo que la habían secuestrado ese día mismo, casí la habían matado, pero se ha escapado y ahora está sola en la calle. Afortunadamente, encontró a otro joven sin hogar con quien hemos hablado muchas veces y que la ayudaría para que no sea completamente sola.

Si le gustaría venir con nosotros el próximo jueves, póngase en contacto! Todos bienvenidos.